miércoles, 22 de junio de 2011

Calma

Nunca se deja de aprender.
Mejor aún:Nunca se debe dejar querer aprender.
Pero en mi caso es sólo en los momentos de calma cuando asimilo lo aprendido.Son momentos para encontrarse con uno mismo.
La parte imprescindible de la tormenta.